Tels: 5203 2106 - 5545 7060
Eugenio Sue No. 355 - 301, Col. Polanco | Ver mapa

Rellenos Faciales (Ácido Hialurónico)

↵ Atrás ❯ Ver Video ❯ Obtén presupuesto

Los rellenos faciales constituyen una de las técnicas de rejuvenecimiento facial más populares. A medida que envejecemos, los tejidos subyacentes que mantienen la jovialidad y la firmeza de nuestra piel comienzan a romperse debido a varios factores que contribuyen al desarrollo de líneas, arrugas y pliegues en el rostro.

¿Dónde se forman las arrugas? La piel está conformada por dos capas: la epidermis y la dermis. La epidermis, o capa externa de la piel, sirve de defensa primaria de la piel frente al medio ambiente. La dermis, o capa más interna de la piel, está conformada principalmente por tejido conectivo y provee a la piel una estructura de soporte. La mayoría de las arrugas y pliegues más profundos aparecen dentro de la capa dérmica de la piel.

Las indicaciones para el uso de este tipo de rellenos incluyen corrección de pliegues y arrugas faciales, como el pliegue nasolabial, nasoyugal (llamado pliegue o línea de la lágrima), cuando las comisuras labiales se encuentran en una posición más inferior dando apariencia de tristeza, aumento de labios y pómulos, o como relleno de pequeños defectos de la piel.

Son de utilidad para dar volumen a labios, borde de los labios, pliegues nasolabiales, mejillas y pliegue nasoyugal (llamado pliegue o línea de la lágrima).

Ácido Hialurónico

Los rellenos de ácido hialurónico forman la siguiente generación de rellenos faciales.  Son moléculas complejas de glucosa de origen natural que forman grandes matrices en el tejido corporal, como la piel y el cartílago. Al igual que una esponja, su función principal es absorber y ligar moléculas de agua, lo cual crea volumen en el rostro.

Constituyen uno de los tratamientos para el rejuvenecimiento facial con cada vez más aceptación, y funcionan al reemplazar el ácido hialurónico corporal que se ha reducido con el transcurso del tiempo. A pesar de la variedad de rellenos de ácido hialurónico existentes, algunos de los más comunes para el rejuvenecimiento facial son Hylaform®, Restylane®, y Juvederm®. Éstos generalmente son biocompatibles, lo cual significa que no se requiere la realización de una prueba cutánea de alergia antes del tratamiento.

Preparación y procedimiento quirúrgico

Se realiza en consultorio previa aplicación de anestesia tópica. Con una aguja ultrafina y una cánula pequeña se inyecta el ácido hialurónico en la dermis en diferentes puntos a lo largo del área de tratamiento y a lo largo de la extensión de la arruga o pliegue hasta que se haya logrado la corrección máxima. Si no se ha utilizado anestesia local, es posible que apenas sienta las inyecciones.

Rellenos faciales, recuperación

Inmediatamente luego de las inyecciones, es posible que presente algo de enrojecimiento, una leve sensación punzante, hinchazón o moretón, también es posible que se formen costras diminutas en los sitios donde se aplicó la inyección. En general, estos síntomas desaparecen en el transcurso de dos a tres días. No es necesario aplicar vendaje, y la mayoría de los pacientes pueden retomar sus actividades normales inmediatamente.

Resultados

Inmediatamente se observan cambios en la zona tratada, aunque los resultados finales serán visibles en el trascurso de 1 a 2 semanas. Con el tiempo (6 meses a 1 año aproximadamente) el cuerpo absorberá el ácido hialurónico, por lo cual los resultados no son de larga duración. Si quisiera un resultado de mayor duración, esto se podría lograr mediante cirugía.