Tels: 5203 2106 - 5545 7060
Eugenio Sue No. 355 - 301, Col. Polanco | Ver mapa

CIRUGÍA DE LAS OREJAS (Otoplastia)

↵ Atrás ❯ Obtén presupuesto

La Otoplastia, o cirugía de las orejas, se realiza principalmente para reposicionar las orejas prominentes a una posición más cercana a la cabeza. Generalmente este procedimiento es realizado en niños de cinco a catorce años de edad debido a que las orejas alcanzan su crecimiento total a la edad de cinco años. Aunque también puede realizase en adultos y pacientes mayores sin riesgos adicionales asociados.

Procedimiento quirúrgico

Cuando el paciente es un niño, se sugiere emplear anestesia general para que el procedimiento no resulte traumático y doloroso. En caso de pacientes adultos resulta diferente, ya que se puede emplear anestesia local combinada con sedación, con el fin de que el paciente se encuentre despierto y sin dolor, pero relajado durante la cirugía.

La cirugía se realiza a través de una incisión en la parte posterior de la oreja con la finalidad de exponerla, se retira piel y el cartílago se modifica y dobla, o se retira hasta aproximarlo a la cabeza, además utilizando suturas permanentes para conservar la nueva posición deseada. Generalmente quedará una cicatriz discreta en la parte posterior de la oreja.

La duración es de dos horas aproximadamente.

Otros problemas por los cuales se busca la Otoplastia

Existe una gran variedad de problemas que pueden presentarse en las orejas, y pueden solucionarse con cirugía.

Después de la operación de la cirugía de las orejas

La otoplastia se considera una operación de nivel ambulatorio por lo cual los pacientes podrán regresar a su domicilio el mismo día de la operación únicamente con un vendaje, el cual deberá cubrir las orejas. El paciente experimentará dolor moderado que será controlado a través de analgésicos.
Se podrá reincorporar a sus actividades normales a los 3 días y deberá acudir a consulta a los 7 días para retirar el vendaje y realizar curación. Empleará una ballerina o banda para la cabeza por 2 semanas para la compresión suave con la finalidad de evitar complicaciones.
Tome en cuenta que el objetivo de cualquier cirugía estética es la mejoría más no la perfección. No espere que las dos orejas sean idénticas, la simetría perfecta es poco probable y no es natural en las orejas.