Tels: 5203 2106 - 5545 7060
Eugenio Sue No. 355 - 301, Col. Polanco | Ver mapa

LIFTING FACIAL INFERIOR (Levantamiento del tercio inferior de la cara)

↵ Atrás ❯ Ver Video ❯ Obtén presupuesto

El lifting facial bajo es una cirugía utilizada para devolver un aspecto jovial a la parte baja de la cara, conformada por las mejillas, la mandíbula y el cuello. Durante el procedimiento se reafirma el tejido conectivo subyacente de la cara, se tensa la piel y se remueve el exceso de los mismos en caso de ser necesario.

Es importante mencionar que el lifting facial bajo no corrige los efectos del envejecimiento en el tercio medio ni en el tercio superior del rostro. Si un paciente quiere rejuvenecer dichas partes de la cara, el médico determinará qué tipo de lifting facial es el adecuado para lograrlo.

Procedimiento quirúrgico

Al realizar el lifting facial bajo, generalmente se utiliza anestesia general. Sin embargo, al igual que otros procedimientos de la cara, se puede realizar bajo anestesia local y sedación oral, para producir un estado de completa relajación. Durante el procedimiento se reafirma el tejido conectivo subyacente de la cara, se tensa la piel y se remueve el exceso de los mismos en caso de ser necesario, a través de incisiones que serán realizadas por delante del pabellón auricular y podrán disimularse con la zona de implantación del cabello. Generalmente este procedimiento se complementa con otros como liposucción de cuello, colocación de implantes de mentón y/o platismoplastía, según sea el caso de cada paciente. La cirugía tiene una duración aproximada de 3 a 4 horas.

Cuidados posteriores al lifting facial inferior

Después de este procedimiento el paciente no podrá realizar ningún tipo de ejercicio o esfuerzo físico, utilizar los vendajes de compresión colocados alrededor de la cara, mantener la cabeza elevada con respecto del resto del cuerpo al dormir y aplicar compresas frías.  En algunos casos será necesario colocar pequeños drenajes que serán retirados 1 o 2 días posteriores a la cirugía. Además, serán indicados analgésicos y antibióticos. El paciente podrá reincorporarse a sus actividades laborales 2 a 3 semanas después de la cirugía.

La cicatrización de los pacientes depende de diferentes factores (edad, genética, cuidados), sin embargo, en la mayoría de los casos los resultados de la cirugía pueden ser observados después de la tercera posterior a la intervención.