Teléfonos: (0155) 5203.2106 / 5545.7060
Eugenio Sue No. 355 - 301, Col. Polanco | Ver mapa

CIRUGÍA DE NARIZ (Rinoplastia)

↵ Atrás ❯ Ver Video Obtén presupuesto

La Rinoplastia o cirugía de nariz es la intervención quirúrgica destinada a la corrección de deformidades nasales mediante la modificación de su forma natural; con el fin de proveer equilibrio y armonía facial. Su finalidad no sólo es reducir o aumentar el tamaño de la nariz, sino adaptarlo a las facciones y características de cada persona.

Ya que la nariz es un órgano respiratorio y tiene una gran trascendencia en la estética facial,  la ayuda a mejorar la autopercepción y desenvolvimiento social, además de  mejorar los problemas respiratorios como nariz obstruida.

La Rinoplastia es el procedimiento quirúrgico más realizado y en cada caso es diferente, por lo cual su valoración preoperatoria meticulosa es prioritaria para saber si es buen candidato.

En todo momento se tienen presentes los conceptos de funcionalidad y estética.

Antes de una cirugía de nariz

En cualquier intervención quirúrgica se requieren exámenes médicos previos para detectar cualquier alteración que pudiera contraindicar la operación. La piel de la nariz debe estar libre de inflamaciones o infecciones, además el paciente deberá cuidarse de cualquier infección respiratoria.

Antes de realizarse una rinoplastia recuerde que su estado de salud deberá ser óptimo, así evitara complicaciones.

Procedimiento quirúrgico

La cirugía de nariz puede realizarse con anestesia general o local, y se considera un procedimiento ambulatorio.

Existen dos tipos de abordajes para realizar la rinosplastia:

1. Rinoplastia cerrada: Es el abordaje más común y se realiza a través de incisiones en el interior de las fosas nasales evitando cicatrices externas. El cirujano puede modificar los huesos y cartílagos nasales para obtener los resultados deseados.

2. Rinoplastia abierta: Se utiliza en casos con mayor grado de dificultad, por ejemplo, tratamiento de grandes deformidades. En este procedimiento queda cicatriz externa que será imperceptible en pocos meses.

En algunos casos, el cirujano puede requerir de injertos los cuales son tomados del propio paciente; por ejemplo, cuando se requiere aumentar el tamaño de su nariz.

La cirugía de nariz es un procedimiento ambulatorio; sin embargo si el paciente lo desea, se puede quedar 24 horas hospitalizado.

Cuidados tras una rinoplastia

Se coloca una férula nasal y parche de cinta mircropore para proteger la nariz, los cuales se retiran alrededor del séptimo día, se colocará un nuevo parche dos veces cada siete días.

En la mayoría de los procedimientos no se colocan taponamientos, únicamente en casos especiales.

En el postoperatorio se recetan los medicamentos necesarios para disminuir las molestias de la cirugía. En los primeros días puede presentarse  hinchazón y moretones en zonas cercanas a la nariz e incluso párpados.

El aspecto estético definitivo de la nariz se verá reflejado en un tiempo no inferior a 6 meses.